Secciones

Siguen persistiendo malas conductas en Fuerza Civil

Por Carolina León

Emite CEDH recomendaciones a Secretaría de Seguridad de NL

IMG_0689 (1) (1)

Porque una autoridad tiene la obligación de garantizar los derechos y libertades personales de la ciudadanía, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), giró una serie de recomendaciones a la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León para que instruya a Fuerza Civil a reforzar sus mecanismos para brindar un mejor servicio a la comunidad.

Sofía Velasco Becerra, Presidenta de este organismo expresó que se presentaron cuatro casos donde se acreditaron que elementos policiacos del Estado dañaron la salud de personas en la vía pública a causa del mal manejo del equipo policial consistente en un arma de fuego de cargo y un vehículo oficial.

“De los casos analizados se apreciaron conductas contrarias al correcto desempeño de las funciones de Seguridad Pública, por lo cual se afectó directamente el derecho a la seguridad ciudadana de cada una de las víctimas como parte de una sociedad, pues la autoridad tiene la obligación de garantizar sus derechos y libertades personales”, indicó la titular de la CEDH.

Tres de los casos sucedieron en los meses de febrero, marzo y mayo del presente año, y el restante en octubre de 2018, los hechos acontecieron en los municipios de Monterrey, Cadereyta Jiménez y dos en Guadalupe.

En el primer caso un uniformado lesionó una niña de 14 años en el rostro; mientras que, en el segundo caso al no contar con las medidas adecuadas para el resguardo de armas de fuego, en un forcejeo un elemento de Fuerza Civil hirió a una menor de 15 años.

Por lo que hace al tercer caso denunciado, de igual forma en un procedimiento de detención, accidentalmente un oficial de la corporación antes mencionada perforó la mano de una persona.

En el último caso, al perder el control de la unidad en la que viajaban, un policía estatal arrolló a 11 personas, lesionando de gravedad a un menor de edad y a un adulto, este último perdió las dos piernas tras el percance.

“Llamó la atención de esta Comisión el caso de la persona, quién recién había cumplido la mayoría de edad, y sufrió la amputación de ambas piernas, tras el atropello de la unidad de Fuerza Civil, razón por la cual fue sometida la integración, investigación y resolución del caso en el mecanismo de discapacidad”, explicó Velasco Becerra.

Para evitar que continúen persistiendo estos casos, la CEDH hizo las siguientes recomendaciones:

1.- Cubrir los gastos generados y pendientes causados a las víctimas.

2.- Brindar atención médica y psicológica a quién lo requiera.

3.- Determinar las responsabilidades administrativas de los oficiales inmiscuidos en estos casos.

4.- Establecer mecanismos para garantizar la seguridad al portar armas de fuego.

5.- Llevar capacitaciones respecto a cómo los oficiales deben de manejar las armas.

6.- Capacitar a cada dependencia en los principios de Derechos Humanos.

En específico, al último caso en donde una persona perdiera sus extremidades, Velasco Becerra indicó que las autoridades cuestionadas tendrán que apoyar íntegramente a esta víctima.

Hoy es:
Síguenos
   
Publicaciones

Revista Equidad 143

Julio 2020

Suplemento Equidad 136

Julio 2020