Secciones

Buscan que hospitales atiendan casos de emergencias obstétricas

Por Race Loera

No importando afiliación a cualquier institución o si carece de ella

FOTO 1

El Coordinador del Grupo Legislativo del Partido del Trabajo, Sergio Arellano Balderas, presentó ante el Pleno una iniciativa de reforma a la Ley Estatal de Salud, en relación al tema de las emergencias obstétricas.

El Diputado del PT señaló que la intención es homologar la legislación estatal con las disposiciones federales, esto con la finalidad de reducir la mortalidad materna en Nuevo León, obligando a las instituciones de salud a brindar la atención necesaria y de calidad cuando se presenten urgencias obstétricas, sin distinción de afiliación o estatus socioeconómico.

La iniciativa presentada por el Diputado petista, consiste en modificar el artículo 31 bis y por adición del artículo 31 bis 1 de la Ley Estatal de Salud en materia de urgencias obstétricas.

Cabe mencionar que en su intervención destacó que a nivel mundial, de acuerdo con Organización Mundial de la Salud, se calcula que anualmente entre el 15 y 20 por ciento de los embarazos puede complicarse aún sin causa aparente, provocando una emergencia obstétrica.

“Urgencia o emergencia obstétrica se define como aquel estado de salud que pone en peligro la vida de la mujer y/o al neonato, lo cual además requiere de atención médica y/o quirúrgica de manera inmediata”, puntualizó.

Además resaltó que en la actualidad muchas mujeres mueren por complicaciones durante el embarazo y el parto o después de ellos.

“Gran parte de esas complicaciones aparecen durante la gestación y la mayoría son prevenibles o tratables, otras pueden estar presentes desde antes del embarazo, pero se agravan con la gestación, especialmente si no se tratan como parte de la asistencia sanitaria a las mujeres”, indicó.

Añadió que los servicios de salud referidos en el artículo 20 de la mencionada ley, prestarán atención expedita a las mujeres embarazadas que presenten una urgencia obstétrica, solicitada de manera directa o a través de otra unidad médica, en las unidades con capacidad para la atención de urgencias obstétricas, independientemente de su derechohabiencia, o de su afiliación a cualquier esquema de aseguramiento.

“Es importante señalar que la mortalidad materna ha disminuido  de forma paulatina en todo nuestro País, pasando de 88.7 muertes maternas por cada 100 mil nacidos en 1990 a 43 en 2011. Esto significa que a partir del 2015 no deben ocurrir más de 415 defunciones anuales, meta difícil de alcanzar considerando que los años recientes ha habido un promedio de 100 mil defunciones al año”, explicó.

Para concluir, dentro de la exposición de motivos subrayó que las principales complicaciones causantes del 75 por ciento de las muertes maternas son: las hemorragias graves (en su mayoría tras el parto), las infecciones (posteriores al parto), la hipertensión gestacional (preclamsia y eclampsia), complicaciones en el parto y los abortos peligrosos.

Hoy es:
Síguenos
   
Publicaciones

Revista Equidad 111

Diciembre 2017

Suplemento Equidad 101

Diciembre 2017